Dolor Persistente con Cristóbal Romero2023-11-29T19:52:44+01:00

Soluciona los dolores persistentes sin medicación, ejercicios o infiltraciones.

En esta página hay una historia de cuando me fui a esquiar a Andorra, si la entiendes, al margen de que busques ayuda por un problema persistente o no la busques, es casi seguro que te va a enseñar una lección importante sobre el dolor.

Pero, antes, tengo que ponerte en situación.

Mira…

Hay dos tipos de especialistas en dolor persistente, los que son muy buenos y los demás. Los especialistas muy buenos son los que entienden el dolor. Sólo te compensa trabajar con alguno de los primeros. No tengo ni la menor idea de si sabrías distinguirlos, pero es muy fácil si te pongo este ejemplo…

Los fisios, médicos u osteopatas que no entienden como funciona el dolor persistente, piensan que todos los problemas se arreglan igual, y si trabajas con ellos te dirán… “tienes que fortalecer, hacer sesiones para alinear la espalda, o ponerte infiltraciones y pasar por el quirófano” porque es lo que hacen siempre.

Mientras que un especialista de verdad te diría… “Cuando el dolor perdura tanto tiempo puede ser porque hay un daño físico pero muchas veces es por un problema del sistema nervioso. Vamos a investigarlo y te digo cual es el tratamiento más adecuado. Mantén la calma, no te precipites”.

La gente, normalmente, cuando busca ayuda con su dolor… lo que hace es buscar en internet.

Mira vídeos aburridos que no sirven para nada con…

  • Los siete mejores ejercicios para tu dolor de xxxxxx. (Quizá sea una de las tonterías más grandes que puedas aprender, nada tiene sentido sin los contextos, todo dependerá del tipo de problema que tu tengas).

  • Seis remedios caseros para aliviar el dolor y levitar.

  • NO hagas esto para tu dolor de xxxxxx o sufrirás muerte repentina y te quedarás ciego.

Pues muy bien.

En este punto de la lectura ya me deberías estar entendiendo.

Quiero decir, que si no sabes de lo que te hablo y has aterrizado por casualidad, no deberías contratar a ningún especialista, a mi tampoco. De momento, no te lo aconsejo. Aunque lógicamente puedes hacer con esta información lo que quieras.

Pero si llevas tiempo con un dolor que no mejora, una cosa que es muy importante saber, es que la gente no siente dolor sólo por lo que le ocurre, sino también por lo que visualiza en su cabeza.

Esto es un concepto muy importante.

Y esto es clave para que soluciones tu dolor persistente.

C-L-A-V-E.

No hay duda al respecto.

La visión en la cabeza sobre el problema es la que determina como te sientes.

No es la artrosis, ni las hernias, ni la edad… Es la información que te llega. Y cómo tu cerebro la interpreta.

A ver, es mucho más importante lo que tu piensas que te pasa que lo que te pasa.

Y antes de que te indignes y quieras acampar en la puerta de mi casa, hay una cosa que no admite discusión:

Si tienes una hernia y no tienes dolor, es genial.

Si tienes una hernia y tienes dolor, es una faena.

Si no tienes hernia y no tienes dolor. Todo en orden.

Pero si no tienes hernia y tienes dolor, o eres un estafador o estás jodido.

Estás jodido porque si no hay lesión, no tienes nada y si no tienes nada no te debería doler ¿no? Y si tienes dolor pero no una causa clara, te van a tratar como un loco.

Pero esto no debería ser así porque está más que demostrado es que el dolor y el daño físico no tienen por qué estar relacionados.

Es decir, puedes tener la espalda “machacada” y estar como una rosa.

Y puedes morirte de dolor y que no se vea nada en tu espalda.

Por lo tanto, si tienes esto claro, la manera en la que se tratan los problemas de espalda persistentes no tiene ningún sentido…

Y como no sé lo que pides tu para trabajar con alguien te voy a decir lo que pido yo.

Pido dos cosas.

No una cosa.

La primera cosa es que me gusta la gente que no se conforma con lo primero que le dicen.

No trabajo con gente que cree que los médicos son seres de luz, ni con los que se quejan por sus problemas pero no hacen nada por solucionarlos o que se rinden si no ven resultado después de dos días.

Esto es la vida real. No la guardería.

O sea, tienes que tener ganas de solucionar el problema. Y una personalidad propia, no en alquiler.

La segunda cosa es que entiendas esta breve historia, la que te contaba al principio de cuando me fui a esquiar a Andorra…

Cuando tenía 18 años me fui de viaje de esquí con mis amigos a Andorra.

Una semana entera.

Sólo con ellos.

No me importaron ni las 8 horas de autobús.

Ni el baño compartido.

Ni nada.

Por aquel entonces sólo me preocupaba pasármelo bien y jugar al fútbol.

Yo apenas sabía esquiar.

Pero como con esa edad no tienes miedo a nada, después de esos 5 días me creía Alberto Tomba.

Y bajaba por las pistas como si lo fuese.

El último día del viaje. En la última bajada. Con la nieve ya un poco blanda. Se me quedó enganchado el esquí y me jodí la rodilla.

Como estaba prácticamente abajo.

Entre lágrimas y a pesar del dolor, me volví a poner el esquí y conseguí llegar hasta abajo.

Apenas podía mover la rodilla.

Me tuvieron que ayudar a quitarme las botas.

Y entre dos amigos me subieron al autobús que nos esperaba en el parking.

Me dejaron la fila trasera porque en ese momento ya era incapaz de doblar la rodilla

Me tumbé desconsolado.

Con las manos sobre la cara.

Seguro de haberme roto los ligamentos.

No podía dejar de pensar que ya no volvería a jugar al fútbol.

Menuda tragedia.

Era el fin del mundo para mi.

O eso pensaba.

Porque después de todo el drama, los lloros y varios días cojo. Resulta que me recuperé rápidamente cuando los fisios me hicieron ver y me convencieron que no tenía nada roto.

Vale.

Es muy importante entender esta historia para poder resolver tu problema de espalda.

Hay que aprender dos lecciones.

La primera lección que aprendí yo es lo importante que es la cabeza.

Que mis miedos afectaron al dolor que sentía.

Me torcí la rodilla, y mi dolor y mi rigidez eran reales. No me podía mover.

Pero no sólo porque estuviese dañada. Sino por el miedo que tenía a que fuese una lesión seria y que no pudiese volver a jugar al fútbol.

¿Y que otra lección podemos aprender?

Pues que me di cuenta de lo importante que es saber lo que te pasa.

Y que cuando alguien que sabe de lo que habla te lo dice da tranquilidad. Y seguridad, aunque cueste creerlo.

Por tanto, es importante que sepas que si voy a estudiar tu problema a fondo y a darte una solución, tienes que seguir mis recomendaciones. Si no lo vas a hacer, no cuentes conmigo.

Es normal que algunas de las cosas que te voy a decir no te van a cuadrar, y van a ir en contra de lo que todos te han dicho hasta ahora, pero poco a poco vas a ir dándote cuenta que tengo razón. Lo único que tienes que hacer es dejarte ayudar.

Si no vas a hacerlo, y no tienes intención de implementar lo que vas a aprender conmigo. Es mejor que te gastes en dinero en otra cosa, en lugar de trabajar conmigo.

Bien.

Dicho todo esto, si te interesa pedir información debes rellenar estos campos aquí abajo.

Me pondré en contacto contigo aunque pueda coger tu caso.

Servicio de Recuperación con Cristóbal Romero

Espero que pases un gran día.

Cristóbal Romero

Cosas que quizás te preguntes…

¿Cuanto cuesta el programa?

1300 euros.

¿Cuanto dura?

Es un programa de 3 meses. Aunque si todo va bien puede durar menos.

¿Me vas a poder ayudar?

Si acepto tu caso, es porque considero que te voy a poder ayudar. Si no, no lo haría.

¿Qué garantía me das?

Ninguna.

¿Cuanto voy a tardar en recuperarme?

No lo sé. Eso depende de ti y de lo complicado que sea el problema pero lo que si te puedo asegurar es que la gran mayoría de las personas con las que trabajo logran cambios muy importantes en menos de tres meses.

¿Como funciona el programa?

El programa consiste en una serie de sesiones individuales en las que irás aprendiendo todo lo necesario para superar tu dolor persistente.

¿Por qué tengo que pagar por adelantado?

Porque cuando uno paga por algo se lo toma más enserio y tiene más compromiso. Por lo tanto los resultados siempre son mejores.

No vivo en Madrid, ¿puedo tratarme contigo?

Si. Todas las sesiones son por video llamada. Salvo que estés cerca de Madrid y prefieras hacerlo en persona, las sesiones son siempre por video llamada.

¿Cómo es el tratamiento por video llamada? Pensaba que para tratar un problema de este tipo necesitaba masajes…

El tratamiento de cualquier dolor siempre va a depender de cual es la raíz del problema, y en los dolores persistentes las técnicas que mejor funcionan se pueden hacer sin problema por video llamada.